Llaman la atención sobre el aumento de perros en los campus de la UACh

Su preocupación por el aumento de perros en los Campus Miraflores y Teja, manifestaron los integrantes del grupo de trabajo interdisciplinario que aborda la problemática de estos animales en  la UACh. Entre los acuerdos, figura la realización de una campaña educativa para sensibilizar a la comunidad universitaria.

Una reunión para presentar los avances y definir nuevas tareas, sostuvo el grupo de trabajo interdisciplinario que aborda la problemática de los perros que deambulan en los campus de la UACh.  A este grupo que coordina la Unidad de Gestión Ambiental de la Dirección de Servicios, han sido convocados la Facultad de Ciencias Veterinarias, el  Instituto de Salud Pública, las federaciones de estudiantes,  agrupaciones Bienestar Animal y Vidas, además de los sindicatos de docentes y trabajadores de la UACh.

Es así como sus acciones están alineadas con el Plan de Esterilización y Tenencia Responsable de Mascotas que lidera la SEREMI de Salud en la Región de Los Ríos, y lo estipulado por la Ordenanza Municipal de Protección y Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía que entró recientemente en vigencia en la comuna de Valdivia.

Es así como diversos miembros de la comunidad UACh han trabajado desde el 2012 para aportar en las soluciones de este problema que trasciende al ámbito universitario, considerando por ejemplo que el 2011 la población canina en la comuna de Valdivia era de 26.886 perros, un 40% de los cuales (10.744) eran vagos.

Catastro de perros 2013

En ese sentido, Francin Herrera, representante del Policlínico Móvil de la UACh informó que esta organización está realizando un nuevo catastro de perros en los campus para actualizar el del año 2013 que dio cuenta de 38 perros, cifra que está aumentando.

Estudio y campaña de adopción

Otros antecedentes importantes fueron dados a conocer por la Dra. Ana Strappini del Instituto de Ciencia Animal, quien junto a su equipo desarrolló un completo estudio que constó de tres etapas. En la primera etapa se siguieron a través de GPS a los perros del Censo 2013 y se identificaron aquellos que no tenían dueños. Durante la segunda etapa se evaluaron conductualmente (miedo, ansiedad, habilidades para el aprendizaje y agresividad) a aquellos perros que habían sido clasificados como “abandonados”. Además se procedió a esterilizar a machos y hembras, colocar microchip, vacunar con antirrábica y desparasitar.

En la tercera etapa se organizó una jornada de adopción, lográndose reinsertar en la comunidad a 6 ejemplares caninos. Además, tres perros pasaron a trabajar con los guardias del campus en forma oficial, a los cuales se les instaló una casa contigua a la caseta de los guardias. El proyecto también consideró sesiones gratuitas de adiestramiento para las mascotas y capacitación a sus nuevos dueños. Si bien en una primera instancia los resultados parecían ser satisfactorios, esto se revirtió cuando los estudiantes reiniciaron sus actividades, y nuevos perros ingresaron en el campus.

Encuesta a comunidad universitaria

​Desde otra perspectiva la Dra. Carla Roselfeld, académica del Instituto de Medicina Preventiva Veterinaria, dio a conocer algunos resultados de una encuesta aplicada en mayo del presente año a 203 estudiantes y funcionarios del campus Isla Teja en relación a tenencia responsable de animales, presencia de perros dentro del campus, problemas que generan y posibles soluciones.

Entre los resultados, mencionó que un 52%  de los encuestados indicaron que la presencia de perros es un problema, mientras que un 43% consideraron que no lo es y el porcentaje restante es indiferente. Basándose en la encuesta, la académica informó que los perros ingresan de dos formas al campus: porque los estudiantes los traen y habitualmente los acompañan a clases, y otro grupo indicó que existen perros en las calles de Valdivia que los siguen cuando caminan al campus. También señaló, “del grupo de encuestados un 73,9% indicaron que les molesta o no están de acuerdo con que existan perros en el campus, y ese es un tema que nos llama la atención, porque de alguna manera la presencia de los perros está generando una incomodidad. Además las personas que alimentan a estos animales, lo hacen con pan y los perros no pueden comer cualquier alimento: desde el punto de vista de la fisiología y sus características anatómicas, no es lo adecuado. Por otro lado los perros vagos, tienen distintos estatus sanitarios, entonces pueden infectar a los perros que traen los estudiantes”.

En la reunión del grupo interdisciplinario, los participantes se comprometieron a seguir trabajando en la normativa interna que regule la interacción entre la comunidad y los perros en los campus, desarrollar actividades de capacitación y educación, y velar por el bienestar de las personas y de los propios animales. Asimismo, el segundo semestre se realizará una fuerte campaña para sensibilizar a la comunidad universitaria en torno a la importancia de actuar con responsabilidad con las mascotas. 

“Estamos frente a un problema de salud pública y ética que afecta a todo el país y a todas las universidades; así lo hemos comprobado en las reuniones que hemos sostenido en el marco del Acuerdo de Producción Limpia Campus Sustentable con las otras instituciones de educación superior suscritas, por lo que también estamos abordando este problema en ese contexto”, indicó el Director de Servicios y Coordinador del Comité de Sustentabilidad, Alejandro Ovando.

Mientras que María Ema Hermosilla, Jefa de la Unidad de Gestión Ambiental, manifestó, “considerando que la población de perros en nuestros campus aumenta, y que éstos representan riesgos inminentes para la seguridad de todos los transeúntes, estimamos necesario comenzar a implementar otras medidas tendientes a informar y educar en forma sistemática  a nuestra comunidad universitaria en relación al cuidado de animales. Igualmente, esperamos socializar la nueva Ordenanza Municipal de Protección y Tenencia Responsable de Animales de Compañía de la comuna de Valdivia, en la que se especifican cuáles son los cuidados y condiciones que deben brindarse a las mascotas y también las sanciones, para aquellos que no cumplan esta normativa”.

A esta reunión asistieron el Director de Servicios Alejandro Ovando, la Jefa de la Unidad de Gestión Ambiental, María Ema Hermosilla, las académicas de la Facultad de Ciencias Veterinarias, Ana Strappini y Carla Rosenfeld, estudiante Francin Herrera del Policlínico Móvil, el Administrador del Casino Central Andrés Schmidt, Encargado del Jardín Botánico y representante del Sindicato N° 1 de Trabajadores Edgardo Cárdenas, Gabriela Díaz y Carlos Márquez del Departamento de Prevención de Riesgos de la DISERVI.

 

Publicado en APL Etiquetado con: , , , , ,