Usar la energía con eficiencia es el desafío del nuevo sistema que busca gestionar este recurso

Cambios en los hábitos de los usuarios y mejoras a nivel tecnológico son los principales caminos para conseguir la eficiencia energética.

Los mayores consumos de energía en los Campus Isla Teja y Miraflores derivan del uso de equipos de climatización y de iluminación. Así lo determinó la revisión energética realizada el primer semestre como una de las primeras actividades del sistema de gestión energética que se implementa desde el mes de marzo.

La revisión o auditoría energética que se desarrolló en conjunto con la consultora que asesora este proceso, generó una amplia matriz de datos que constituyen una línea base del desempeño energético de la institución. Un completo catastro de los equipos que consumen energía térmica y eléctrica y su caracterización es sólo parte de la línea base que facilitará la toma de mejores decisiones en esta materia.

“Tenemos una herramienta que por primera vez permite conocer el desempeño energético de la institución, analizar la información y detectar oportunidades de mejoras en la gestión de la energía”, dijo Pablo Ojeda, Jefe de Servicios Generales y Líder del Sistema de Gestión de la Energía al presentar los resultados de la auditoría a las autoridades de la UACh.

En la reunión, realizada a mediados de octubre, participaron la Prorrectora Dra. Carola Otth, el Vicerrector de Gestión Económica Dr. César Pino, el Vicerrector Académico, Dr. Oscar Balocci, el Director de Servicios y Coordinador del Comité de Sustentabilidad Alejandro Ovando y la Jefa de la Unidad de Gestión Ambiental María Ema Hermosilla.

Al revisar los datos del año 2018 destacan como equipos con uso significativo climatización con 46,5% del consumo, seguida de iluminación con 21,3%. Al detenerse en la categoría de climatización, asociada a equipos de aire acondicionado tipo splits, estufas y calefactores, ventiladores y extractores, entre otros, se constató que el mayor consumo de energía proviene de sistemas de calefacción y/o aire acondicionado informales.

Producto del análisis preliminar, las autoridades concordaron en la necesidad de impulsar acciones permanentes de información y sensibilización dirigidas a la comunidad universitaria para incentivar la cultura de la eficiencia energética con acciones como la campaña “¡Seco! Si enciendes con la eficiencia energética” que apunta a cambiar prácticas como dejar luces y artefactos encendidos cuando no se ocupan o abusar del uso de calefactores en ambientes con temperaturas que superan el confort térmico.

La comprensión del concepto eficiencia energética está en la base de los cambios que se esperan. Al respecto, Alejandro Ovando, Director de Servicios y Coordinador del Comité de Sustentabilidad subrayó que este nuevo sistema de gestión busca optimizar el uso de la energía sin bajar la calidad del servicio, sino que mantenerla e incluso mejorarla.

Por eso, el sistema de gestión energética basado en la Norma ISO 50001:2018 no sólo apuesta a los cambios de conducta de los usuarios: el estudio también entrega oportunidades de mejora a nivel tecnológico. En climatización, uno fundamental apunta a dotar de envolvente térmica a ciertos edificios, además de continuar cambiando los sistemas de iluminación por tecnología LED para reducir el consumo por este concepto.

Etiquetado con: , ,